viernes, 31 de octubre de 2014

Día de muertos, Camboya; Felices muertes camboyanos.





Bon Vivant es un Snob...y super bien.


Él es el mister Bon Vivant:
le alegra el absurdo
de cada virtud
y cada defecto…
se cose a los besos
que tiran al aire las locas
por Alain Delon.

Tiene la suerte
en una moneda
y el alma caliente
conservada en champagne;

Come las ostras mirando
un cartel de toros.

Desvela la noche adorando a Sinatra
y se come las uñas frente del retrato de George Braque.
Cuando el sol que madruga
le fastidia la vista,
lo cambia de sitio
metido entre modelos turcas
con mil quinientos hilos
de suavidad.

Navega en solitario
siguiendo a la luna
y atraviesa viejos mapas
en busca de un galeón que surge del mar.
Al atardecer prepara ravioles
y toca el ukelele
componiéndole al mundo
una sonata hedonista de mar.

Su casa en el cielo
tiene código postal exclusivo
y no hay llaves.
Avanza citando la vida de Brian
sobre alfombras voladoras
tejidas en cachemir…

Solo tiene fe en el deseo
y en la vida de un dios
que paró en un portal
pidiendo limosna,
para dar de comer
a una virgen,
a un niño
y a un burro.

Él es el mister Bon Vivant.
Todas las patrias lo quieren de suyo;
cada uno de los hombres denuncia
su falta de humildad.

Omaral.

jueves, 30 de octubre de 2014

Lo que NO dijo Jaime Lannister al regresar a Harrenhal por Brienne de Tarth:

*A la Jaime groupie.


<<Lo mejor es volver;
que hagas lo que te pido.
No seré siempre este convicto
con olores inmundos,
menos una mano.
Una vez que me entregues,
en desembarco del Rey,
seré mucho más
que Jaime Lannister.

Encontraré la manera
de despojar a mi padre
de todos sus bienes,
podría darle muerte
y cortar la cabeza
de todo noble señor…
los siete reinos prescindirán
de estandartes
y familias.

La suma del oro
-Tú ya lo sabes-
me encontrará divertido
y habiendo pasado venturas
que hicieron de mí
un hombre por encima
del honor y la causa.

Voy a fundir el trono de hierro…
te buscaré
y al encontrarte,
primero hablaremos muy largo y tendido
sobre la suerte
de Lady Brienne de Tarth.
Cada castigo
cada ofensa y humillación
te será retribuida…
mucho mejor,
para ti,
es que volvamos ahora.

Y no pienses ni por un segundo
que debes hacerlo por
temor al poder de Tywin Lannister.
Yo, el matareyes,
no necesito de su protección
ni su influencia.
Seré quien lo ha robado
y el asesino
que venga por ti
a castigarte.>>

Omaral.

miércoles, 29 de octubre de 2014

Lo sé; un amor puede ser.



Un amor,
¿Puede ser?,
que a la bestia
le corte las uñas,
le consuele la rabia
y guarde en un trapo
el néctar rojo de sus ojos.

Un remolino
que levante las olas
y te deje en el centro
de una noche oscura;
y silbando el viento
en dirección del oeste.

Un amor
que nos cure de heridas,
de sed
y vergüenzas.
Una cubierta impermeable
que nos ponga la piel
al borde del alma
y frente al fuego sagrado.

Ese ardid milagroso
que nos reconcilie
con los milagros:
Soberano e infinito,
dando calma a través
de la peligrosa ventura del tiempo.

Que al verlo denuncie
la ciega nostalgia
y la inútil desidia…
que vuelva valiente
al mezquino
y que lleve al cobarde sobre acantilados
donde se resguardan los ecos de la luz del sol.

De palabra,
de actos.
Y que, como una semilla,
que es siempre el árbol,
brinde la sombra
y raíz
de una corteza caliente.

Contra lo muerto.
Contra la espera.
Contra el engaño.
Contra el dolor.
y para la lucha;

Un amor,
puede ser.

Omaral.

martes, 28 de octubre de 2014

She Is My Girl.



Ella es mi chica
se asegura de que yo esté en problemas
y mantiene viva
mi tradición de duda
y sangre…

Viste pijamas los viernes,
apenas suenan las doce,
y con los ojos clavados,
viendo mi nariz en su sexo,
me diagnostica que soy
un sociópata de entrepierna funcional.

Se pone en los labios la cima
y con la lengua me raya de rayos silvestres;
es mi Pablito,
mi Lulú
y mi Almudena…

Cierto temor nos tenemos;
pero pactamos tablas
y cogidos de ganas
presidimos un acto con tintes suicidas.

Le amo los pechos,
la piel
y el aroma.
Me odia el silencio
el guiño burlón
y la rabia.

Cuando recordamos
lo vivos que estamos
a veces nos vamos
por largos caminos
que no hay en los sueños;
de los que no podremos
jamás devolvernos.

Ella es escarcha
y es una plaza de armas
bajo el sol en domingo…
sus sonrisas son vicios saciados,
su mortalidad una muestra
de lo pobre que es Dios.

She is my girl
y mi chica es ella.
Omaral.

lunes, 27 de octubre de 2014

Iba tarde a las seis de la mañana.



Días sin dueño
se roban mis ojos
y los usan
para calcular el tiempo,
entre un destino
y un anhelo:

Pasan
y de pronto yo no veo más ficciones.

Me condenan al gobierno de los hierros,
de los billetes,
de la lógica
y la prisa.

Con su trato quieren
-Esta escrito-
que no escriba…
que violente a mis hermanos
hasta reducirlos a obediencias.

Yo querría parar,
no atender mi miedo,
declararme incapaz
del acuerdo
entre los sueños
y el verdugo.

Sin embargo
la mera practica
del escapismo
vale cien con treinta y tres
dentro de los libros
del impuesto bruto
y neto.

<<Es solo buena voluntad>>
Me digo.
De nada sirve a quien azoto,
para que repare
las agujas del reloj.
Omaral.

viernes, 24 de octubre de 2014

El taco no es comida china.



Preferí siempre
pedir una empanada,
una arepa
o tortilla de patatas,
me gustaba su sabor fonético
y del mundo.

De ti renegué
más de una noche
sin abrirme a tu amenaza:  
mezcla de miedo
con costumbre.

Choripanes,
mermeladas,
cortes meat,
salsas de trufa,
solomillos,
paellas
y jamones…

Contigo nada,
ya te digo
que tu nombre
no encajaba
con el aire londinense  
que yo quería que sucediera
en las calles de mis sueños.

No me imaginaba al Allan Poe
contigo en mano.

Te subestimé,
te saqué las vueltas
y cruce la calle
al encontrarme
con el hombre
que luchaba por tu causa.

Italianos
y Franceses;
restaure en los restaurantes
más selectos
mi apetito…
yo quería traicionarte,
desprenderme de tu herencia
y no saberte.
Olvidarte.

Sin embargo
sí me gustas, taco.
De machito
o de lengua,
de carnitas
y costilla
y guisado…
con cebolla
y con cilantro.
Sí, me gustas.

¡Viva el taco!
Omaral.

jueves, 23 de octubre de 2014

Tango Ya.



Ya querida,
ya.
El cisne ya cantó
y en la cima de su eco
levantó sus alas negras…
Ya la herida ya está hecha.
Mírame esta noche
y besa,
con el miedo que precisa,
cada rojo que ahora orbita
alrededor de las luciérnagas.

No podremos
ni volver
ni merecernos…
una llama ha sido hecha
para irse consumiendo
en la esperanza
del que espera.
Bajo los delirios
de, aquel, un tiempo eterno
fue volviendo este presente
y cuando un beso llega tarde,
entre los arpegios de palabras,
hay un hombre
que del corazón
ya no puede sostenerse.

Cuantos farolitos rotos,
cuanta ilusión de agua…
cuantos caminitos
sin le hechura del destino:
su tic tac bajo la piel
y el mar de fondo…
basta,
tantas veces basta,
con oler la primavera,
para ver que el sol cansado
estornuda a las vueltas del otoño.

Ya,
con el horizonte a mis espaldas,
me armonizo
entre los bustos de soldados…
quiero, si querer es no querer más nada,
que me doblen las campanas
y el silencio.
Un último deseo en esta ronda
no sería ni consuelo
ni la gloria:
tú, querida,
tienes en la voz
la promesa de otra aurora;
pero hay noches que ya no.
Que ya no sueñan.
Omaral.

miércoles, 22 de octubre de 2014

Si no fue contigo déjalo ser en lo que eres.



Amablemente
puse cercano a tus manos el fuego
de mis inviernos en lo profundo.

Las palabras más raras
te las señalé
y colgaban del árbol
que yo había plantado,
para que diera sombra a todo aquel
que llegara cansado
de no saber compartirse…

Fue por ti
que no fui
con piedras a las plazas
ni con testimonios
a los juzgados.

<<Que sea linda la tarde>> me dije al no verte.
<<Por la mañana un buen día>> lo dije ante el sol.
<<good morning Columbus>> por dar de mi patria la lengua.

Si estuve lleno de historias
no quise aburrirte,
quizá proponerte
que algunos quedaban viviendo
después de la vida.

Te invité a donde anidan
secretos de extraños,
te avise que las alas de un ángel
jamás detenían.

Sin embargo
lo que en conjunto te endilgan
los coros de imanes
ha sido más poderoso
y no puedo admirar que no mires
lo inadecuado de ver
a través de los ojos del rey…

Qué lástima que ahora confundas con egoísmo
el tener puesto en mí
mi propio corazón.

Omaral.

martes, 21 de octubre de 2014

Lucio, el lindo -y ultimo- rosal ingles ya se me ha ido.



Ya no será posible
la memoria dispuesta a la orilla de un tazón con te
y remontando la huida
de una invasora amigable
que quiso dejar en ti más que una nota de venta
por una armónica rota…

Las respuestas
que revuelven los ojos, desde los recuerdos,
para expandir una duda,
ya no vendrán haciendo notar
el deterioro en un reloj de pared
y las manchas de tiempo en una camisa
a rayas azules.

Todas las estrellas de navidad
duermen sujetas
bajo la estatura de un sauce llorón;
sin premonición
ni creyentes.

Cuando el testimonio del niño
haya sido quemado
en el corazón de la tierra…
abajo se vino la oferta de puertas abiertas
y ya no es posible el acceso al presente
de aquellos días
que se pintaban mejores
durante los servicios en la misa de domingo.
Te deja libre el cantarín
y tus monedas se las gasta
ante la fuente que nadie desea:

Quienes confinan al miedo
la voluntad del absurdo
mal venidos serán en la avenida doliente
de los dolores.

Quizá fue replegarse
antes que ver al sheriff enemigo
alterando genéticamente
la planta de luz que da frutos
con sabor a bombillas;

Veras
y hará mella en ti
la envoltura de un rayo
repicando en el aire…
seguro dirás
que al fin tomaste otro tren.

Ya no quedaran estaciones
al ir a dormir
y la chica que aguarda a ver el fantasma de Grey
habrá de morder un kebab insípido, igual
al beso que intentó
sobre la tumba de Oscar Wilde.

Ya no Lucio,
ya no.

Ya tienes en el gusto tu sangre
y en una de las recamaras del revolver
una bala que falta.
Omaral.

lunes, 20 de octubre de 2014

La vida ¿viene del sol?



Vida que vives
en los brotes del agua,
en los labios partidos
de adolescentes con frío
que comen pezones
a falta de higos.

Vida con gas
y con años,
cubierta en el moho
de las monedas…

Aluzada en la arruga
y conservada
en los secretos de otoño.

Quedan en ti
el andar por lo alto
de los poetas gigantes;
mi vuelo en lo bajo
una vez que entendí que de ellos
quedaban fracciones
incrustadas al borde
de madrigueras quemadas.

Vida que has sido dada
ante la presencia
de tantos amores,
donde la luna…

Dime,
¿dónde te encuentras?

¿De qué artesano
estas cortando la mano?
Omaral.

viernes, 17 de octubre de 2014

Yes and Yeah, arden, modern fuckers.



Hoy arde la distancia,
el tranvía que te trajo
llamándote <<deseo>>…

Arden contra el piso
nubes fluorescentes
ahogándose de lluvias
al vapor;
lo números en rojo
combustionan instantáneamente:

Somos ricos,
rica tú
del culo hasta la boca,
rico yo
de tu espalda hasta mi pecho.

Arden los horarios
y las agujitas que los gatos
clavan en los ojos a sus dueños
cuando besan a un extraño.

Arder vemos al miedo
ardiendo de peligros.
Ardientes
como dos cerillas
que se niegan a extinguirse,
ardemos por los poros
de una sombra que se quema
ante los parpados de un hombre llama.

Arde Roma
y cada puto romano.

Ardo yo
y cada palabra que –inocente-
me atreví a firmar,
para afirmar que algo quedaba por decirse…
arde bajo los efectos del ardor
una musa hecha con partes
de infelices.

Como el carmesí en los labios suplicantes de las brujas…
imitando al ave fénix…
igual a los desiertos de Arizona siendo agosto.

Arde de lujuria mi saliva roja
en tu garganta
y este encuentro que ya acaba
arde lentamente
en el calendario de tu esposo;
y bajo la misma soledad
que usa mis signos vitales
en venganza.

Ardo yo,
que venga el diablo
y que me apague.
Omaral.

jueves, 16 de octubre de 2014

Bienestar con la luz apagada.

“Nos divertimos en primavera
y en invierno nos queremos morir.”

Buscando un símbolo de paz.
Charly Garcia.


Todo el bien que tú deseas,
te deseo:

Las palabras susurradas
después de follar,
la belleza itinerante
de los extraños,
el cortejo de los camareros…

Las americanas a color bajo el sol de Ibiza,
San Francisco y Nueva York;

Un chance aun,
para un idilio terrestre
con el diablo de la capa roja y blanca
con azul.

Lo improbable que no falte.

Para ti,
que eres tan tuya:
solo hechos de madera
sin la pompa del jabón…
toda la inventiva,
en ti,
de una fiesta de disfraces.

Un tour
de cinco estrellas marinas
por el mundo abisal;
la extinción de las gaviotas
y un asunto de belleza
erigiéndose en tu imagen.

Que vivas
y revivas
tu código silvestre
y natural…
que los juicios que te juzgan
le prescriban el pecado
al abogado defensor.

Una latitud lejana.
Una boca que sea tuya.
Un dilema compartido.
Una tregua sin pactarse.
Los domingos al asedio de la sombra de un árbol…

Cada herida que has sanado
se divulgue
y no te caigas más de los altares;

Y que sueñe con tus sueños
el soñador que yo perdí
para ganarte…

Y en más de algún momento,
tu boca lúdica al oído
de un silente pescador:

Todo el bien que tú deseas te deseo;
pero que no me alcance.

No,
tu bienestar no me alcanza.


Omaral.

miércoles, 15 de octubre de 2014

Canción, para un proceso jurídico de libertad.



<<Libre>>, dicen,
y yo ante el mismo espejo.
Con las mismas ganas
de sentir que alguien atiende
las simas de los sueños
que apalabro:

Vaya si lo creo,
lo creado con coraje.

Aun quiero romperme,
conocer de mí la sangre
y todo lo que observan sobre Dios
mis parpados quemados en los fuegos de una sombra.

Hace tiempo,
ya en la cima,
pude ver que el horizonte
va con pies alados
de un hombre a otra mujer:

Ningún pacto pacta con salvajes.

Me dispuse al amor
con voluntad
y con ternura…
temiendo del desierto,
entre las apariciones,
preguntaba por cómo llegar hasta un oasis.

No fue fácil retirarme
y tener que devolver
sobre el camino
toda el agua que llevaba yo en ofrenda.

Mismo sol,
los calendarios
nos invocan con recuerdos
de televisión
y pedigrí:

De muerte natural
murió lo eterno.

Yo,
que ahora soy pobre,
ya no quiero conformarme con riquezas…

Pido más,
pido los pasos,
las miradas,
la saliva,
el pensamiento
y la vida sin recato
de cada tripulante
que abandono en las orillas de Neptuno…

De mañana
un instante se me cala
como voces.

Sigo aquí
y no es poco
saberme el tonto
que no tiene nada,
para compartirlo con el mundo material de cada ángel.

<<Libre>>
Supongo.
Omaral.

martes, 14 de octubre de 2014

Las damas no adoramos a demonios guapos.


Me atrevo
y me declaro hermoso
por encima de sus ojos.

Con mis faltas,
con mis vicios:
paranoias
y modales.

Soy tan cierto en mi belleza
que perdón le pido al rayo,
a los lagartos
y a las cimas de montañas…

Que disculpen por lo fuerte
de mi fuerza.
Sin embargo
dice el chino
que soy perro de agua
y valgo cada lágrima que llena
mis copas de ginebra.

Soy divino
pues no temo
al error manufactura de mi ser;
mi derecho al cielo
lo revoco
y me expongo frente al sol
haciendo noche:

¡Soy gigante!

Así,
tan peculiar
como maldito…

Lo que tengan que decirme
se los digo
y un linaje de mentiras
lo propongo
en el acto final de los coitos.

No lo entenderían
ningún feo quiere verse ante la luz
cuando yo brillo.

Omaral.

lunes, 13 de octubre de 2014

Aun si voy solo; volver a la magia.


“La belleza es muy superior al genio.
No necesita explicación.”

Oscar Wilde.


Qué sola la magia;
revestida de besos vagos
y caricias de televisión…
prisionera en relojes,
acusada por gente con prisa,
demonizada por almas con miedo.

Se estruja
-la escucho-
sobre la hoja blanca;
no quiere quedarse
en intención ortográfica
y se hace notar
culpable de tintas negras.

Confirma que existe
en la herida en el lomo
de un libro rojo
y no hay nadie que rompa
por ella una lanza…
tampoco
ninguna mujer que oficie
en su nombre un deseo.

Va de fácil la magia,
la tonta se luce
bajo los rayos de sol
y presume de fieles
a orillas de la playa;

Pero
¿Quién la motiva
cuando el huracán?
¿Quién la levanta
cuando todos se han ido?

¿Dónde
-a pesar del dolor-
aún queda vida
para honrar lo que tantos tontos asesinan,
la magia?
Omaral.

viernes, 10 de octubre de 2014

Iban mareados los imbéciles.


Descorcharon champagne
por liberar las burbujas…
se miraron adentro
de una habitación de motel
con veintiún gramos menos de miedo.

Él le dijo al oído
alguna cosa de Dios
mientras pasaba su mano
en el filo del talle;
ella sonrió ante el espejo
como ensayando un delirio
de fe.

La cocaína sobre la cera
que hacia brillar la madera,
disimulaba el veneno
con el que baja hecho lluvia
el corazón de un copo de nieve:

En un pentagrama de aire
iba volcándose el duelo
que había narrado El Polaco
en un tango…

El cuero
donde el cuchillo dormía
estaba esperando su gloria;
podía entrever el correr de aquel filo
guardarse otra vez
ya con historia de espanto.

Bailaron los dos
un último sexo,
un último salto de amor
por encima de los efectos
de la soledad
y el hashís.

Siguieron en pedo.
Contaron estrellas.
Olvidaron su suerte.
Concertaron un tiempo:

Él le chupo en los pezones azúcar.
Ella comió de su pubis chocolate amargo.

Estaban arduos de gracia
y angelitos silvestres
de todos los cielos
vinieron a verlos,
para deslumbrarse
con el poder de la carne.

<<Mírame adentro>>
Se entregaba él
<<Quémalo todo>>
Demandaba ella.

Desnudos, muy puros,
hundieron sus almas en el agua caliente.
Un último brindis
por la eterna belleza
y cortaron sus brazos:

A veces los viernes por la noche
la poesía se lo toma contra los imbéciles.
Omaral.

jueves, 9 de octubre de 2014

Tal vez, quizá, pudo ser, que él vino de Albion.


Tal vez fue que él era de escorpio.

O pudo ser el careto lindo
que encima ha enmarcado
con bohemia escasez de monedas
en el bolsillo.

Quizá su ingenua postura
de insomne
soñador de guerras…
su pasión de pez
por las distintas mareas
del aire.

O el acento
O su farsa
O su miembro
O su diente
O su aliento.

Su cicatriz de cuerpo entero,
la que lo hace andar
como a un herido
a través de los abismos
en una ciudad a base de concretos.
Tal vez fue que aquello fuera morirse de miedo.

Sus materias sin cursar,
el uso irrisorio de la lengua anglosajona,
cuando cantaba las canciones
más sentidas de Nick Cave…
tanta tontería en hojas blancas
alguno hay que diría
fue el motivo.

Podría ser la culpa de los libros,
de Sonora
o de todos los chicos
que le hablaron de la vida,
cuando es dura,  
allá en Zapopan…

Él tenía
la ternura de admirar las cosas bellas;
una tarde la aplazaba
por durar
al mediodía
ataviado de palabras
al calor de las aceras.

Nada quiso de riquezas
ni de glorias
ni de eternidades,
soñaba con vivir su vida toda
y entregarse,
para uso de otras vidas…

Escondía las muñecas del reloj
y las besaba contra muros olvidados
entre la lujuria
y el pudor,
él ha dicho que una rosa
huele bien
si se huele con los labios
mientras suben los aromas del azufre.

Mentía
y evadía realidades
quitándole al espejo
cuanto de recuerdo le sobraba.

Fue ministro
fue pirata
fue silencio
y fue aquel eco
que viene de lejos
y aun no llega
a los oídos
de cada orador.

Salió de la calle
y cambió su domicilio
al barrio mismo
que fluctúa direcciones
entre Neverland 
y Washington…

Pudo ser que se tratara
de uno más
y él confundiera su miseria
con estar cubierto
de la flora de dios padre Baudelaire;

De sus vicios ya dio parte
y no le cuenta de razones
la verdad…

En el mundo una moneda está girando:

¿Fue por ello que la luna lo arropó?

¿O tal vez el sol tuvo ese motivo
para ocultarlo entre las sombras?

Omaral.

miércoles, 8 de octubre de 2014

Circulo; Just Breathe.


Yo lo que quiero
es robarme una estrella;

Sin que sepa mi nombre
consolarle los picos
y enamorarla de un faro
que se muere de triste
porque ningún bolero lo arrastra.

Lo que quiero es decir
que no me escondí
y que a lo más que he jugado
fue ser mi propio escondite…

Tal vez no sea mucho;
pero aun soy aquel
y este otro
y también el que viene:

Como un círculo
no ir hacia atrás
ni hacia adelante,
expandirme.

Quiero aquel sueño
que me da por soñar
en palabras,
todas las vidas en simultáneo,
un horizonte que brota de mi
y que me llama:

Probar el sabor de todas las tierras
al morder un manzano
y la mano de Dios.

Omaral.

martes, 7 de octubre de 2014

Y la rusa platino era morena.


Enamorado de una rusa,
peligrosa,
constipada,
gatuna,
sincopada
y explosiva...

León en minifalda
dividiéndose la suerte
en los tacones:
uno lila
otro verde
y otro sobre el cuello
de una cebra a blanco y negro.

Fue la novia de una ciudad sin habitantes
-no había ni tachos de basura-
me contó al maldecir
al conductor que por delante
tiró, a posta sobre el suelo,
un cascaron de plátano
biodegradable.

Los chicos lindos
-cuando beben-
cuentan de ella
que una vez
le dijeron que <<No>>
por si las dudas;
precisamente,
yo me rio:
¿Qué sabe a estas alturas,
un mísero capullo,
de belleza?

Sus amores son canallas
y son suyos;
no se banca
-Lo asegura-
la desprotección de un hombre
ni las inseguridades
de un poeta.

Su corazón se hizo en la noche
e intercambiándose
favores de la carne
con largas filas de lesbianas
en espera de su turno al tocador.

Más de un vodka le ha arrojado
al puñetero de cupido;
por no hablar del vino
que ella misma
ha dado de beber
-Desde su ombligo-
a un pelotón francés
en busca de trabajo
como equipo de futbol.

<<puta, hija de puta y recontra puta>>,
la han llamado los parámetros rastreros
de encorvados detectives
que no atinan
a encontrar una pista sola
en la escena de su propio crimen.

Sin embargo,
ella inmensa:
se derroca
y se conserva.
Se resume en el dictamen
que la libertad le ha redituado
a los días que reinara en la torre
su adorada Ana Bolena…

En descargo de su estampa
ni siquiera la Malena le hace sombra.

Ver su sangre
que es del mismo color rojo
de la plaza roja de Moscú;
Salome de la vanguardia
en los archivos de la CIA
que va pintando con un beso
el cuello blanco en la camisa
de un agente fronterizo en california.

A todo aquel que quiere
lo ha querido de algún modo,
sus memorias insolentes
me carcomen por los ojos del recuerdo
y nada puedo ver
además de verla a ella:

Una rusa platino
y piel morena.

Omaral.

lunes, 6 de octubre de 2014

Un día dentro y fuera de nosotros.


Inventemos un día,
con horas de más en color arena;

Cada una que dure
mitades de minutos flexibles
y que en todos ellos existan
destinos de vuelo
descritos por musas que vuelven
de estar
donde nunca han estado.

Que hombres y mujeres
se busquen inciertos
a través de neblinas,
de rayos solares,
de brevedades eternas:
Más allá
de demonios
o dioses.

Dejemos huir el ahora,
como a una canción
que sabemos de amor
y que baila
en un alud de silencios:
justo cuando sientes
el sentido inmaterial
de la materia.  

Como algo inadvertido
habrá de perecernos el pasado
y como algo, quizá imposible,
nos conviden del futuro,
irresuelto, un mantra de paz.

Que pinte el color
millones de hojas,
que entre ellas
el infantil otoño
de la primavera,
su transformación perdure.

Que vibre el sabor
de las semillas del fruto.
Que niños
y niñas
se llamen entre ellos con nombres
naturales de ocultos
a través de los mitos.

En este día inventado, el asombro
más puro,
una luz sin secuelas.
Fuera del margen de la memoria,
vivos en otra forma
y esta vez,
siendo nosotros.

Sin proyectar profecías,
nacidos en el punto de encuentro
con aquel que nos llama.

Omaral.

jueves, 2 de octubre de 2014

Almost Like the Prision.



Mi cabeza esta contra los muros de mi celda,
¿te he contado
que en las grietas del cemento
aun se escucha la desesperación
de algún otro que se ha ido?..

Simulo una tímida ese
extendido a lo largo
de un catre chillón.

La brisa de la lluvia que es ternura
y que es muy cruel,
atraviesa las paredes
y como un beso inadvertido
me humedece la mejilla;
toda el agua la recrea
cuando una lagrima la alcanza.

Pienso en ti,
en que no tengas frío
y que esta noche,
metida en el brazo de los lobos,
aun recuerdes como llegar a la caseta telefónica
donde la luna llama al sol,
para pedirle un zumo de naranja
con la primera luz del alba…

Yo que he sido libertino
y que nunca me he sentido libre,
un poco de miedo
-Sí-
te tuve al acariciar tus cicatrices…
y aun te tengo en el valor.

Quiero que hayas conseguido
todo aquello que querías:
la edad promedio de las estrellas,
una cita con Jack Kerouac,
un timbre de puerta parlante
con la voz de Carla Cook
y al último emisario
de la urna roja.

Nada te reprocho;
cuando anunciaron la llegada del katrina
aquel gitano de cabello largo
con las llaves del cuatro por cuatro
fue el rayo que el cielo
te había enviado,
para guiarte hasta ese baño de estación
en el estado de nevada.

Lo celadores hacen ronda,
algunos reclusos hacen ruido…
el tamaño de las rejas
cada tanto da la sensación
de no poder contenernos;
de ser débil
y provocativo.

Sin embargo
en un destino largo como este
-y que apenas inicia-
yo no sé
qué podría hacer estando afuera;

Estando aquí
la indiferencia de las cosas
convierte mi deseo en algo puro.
Omaral.

miércoles, 1 de octubre de 2014

Amor; Shake the love.


Que el amor se mueva
y en su trayecto disponga
una versión modelada
en los confines del ego…

Que le broten rayos,
cometas,
disfraces,
pecados
y hasta fosas nasales:

No protege,
no es un refugio;
pero defiende
lo que fue construido en la nada.

Que sea un amor duro,
sin concesiones.
Abyecto,
primitivo;
muy vil
y contra el mundo mundial.

Que todo demande:
de la cima, el sol.
De entre los mares,
los acabados oscuros.
Del fuego,
encenderse hasta probarse cenizas.

Una sentencia
para compartir,
un día cero
que nunca acaba,
es el amor…

Mito que agita
la voluntad de los hombres;
que dos materias aparte
emprendan un mismo naufragio.

El amor como él,
como ella.
Un compuesto de tiempos
que quiere ser
como fuese el amor
de Romeo & Julieta.
Omaral.