lunes, 18 de febrero de 2013

En Camboya un miedo frío.




Temo al mar cuando está en calma.
Temo al día cuando no es noche.
Temo por la vida de los muertos.
Temo lo que dejan las horas que no vienen.
Temo del pudor en el deseo.
Temo de la fuerza en las raíces.
Temo del sueño en la pesadilla.
Temo de escuchar cuando el silencio.

Temo del principio en el final.
Temo de la guarda en el peligro.
Temo por la tierra en Dios.
Temo por Dios en el hombre.
Temo del universo en el átomo.
Temo del espíritu en la molécula.
Temo del dos en el uno.
Temo de la sangre en los colores.

Temo de la amargura en la miel.
Temo por la cama en el desnudo.
Temo por la sima en el cielo.
Temo del desierto en la arena.
Temor por lo que los ojos no sienten.
Temo por lo que predican las verdades.
Temo aquí abajo por los de arriba.
Temor por las profecías,
hasta hoy.
Estrada

No hay comentarios: