jueves, 27 de diciembre de 2012

Hacen mal en sospechar de Camboya.




Hacen mal
en decirte que te quiero;
mis ojos formulando
antídotos contra los signos
al final de cada puente,
los rumores
de supuestos latidos,
y cianuros,
sucediendo en tus inercias
imponen equilibrios
atados sin red
de tu boca a la mía.

En la estantería secreta
de los fondos de mar;
donde una alfombra de botellas guarda
el secreto inverosímil
de una hoja
seducida por la decadencia
de un tintero…

En la trasnoche de los carnavales
cubiertos del vacío,
con los artilugios de sonatas
descubiertas en el hielo…
Donde Jhonny Cash
queda pendiente de tirar
una moneda
y sencillamente ver que pasa.

En los amaneceres
ocultos tras la neblina,
en las miradas
que creen poder
hacerte llorar sin palabras
y en todo sitio
a donde nuestra ausencia
queda clara…

Hacen mal en decirte que te quiero,
en lograr que nunca ocurra
lo que ha ocurrido para siempre,
en poner por lo alto
el sol
y la luz incandescente
de un galope que cabalga sin destino,
en que hagas mal
al decirme que me quieres.
Omar Alej.

No hay comentarios: