jueves, 18 de octubre de 2012

Camboya, tres lagrimas en el pajar.





Llorar,
ejercicio del agua es llorar;

Mojar las ventanas,
soñar hacia dentro,
llorar.

Perdonarle la risa
al silencio,
llorar…

Pedir de las llamas el cuerpo,
llorar.

Llorar sin calma,
pinchando los lacrimales
con tres agujas,
con segundos tiesos
y llorar.

Porque en la vida
el llanto cabe,
porque en la muerte
el llanto calla…

Porque no hay lagrima
que sacie la triste tristeza
de un simple grillo,
llorar.

Y hacerse río
y dejar florezcan
cebollas desde los huesos,
llorar amor…
Llorar.

Para que vueles
y no te vayas
y sepas pues
que estoy llorando
de tanto que los caimanes
firman palabras
con tinta gota
de días de lluvia.

Llorar,
que no hay forma más clara de poder ver
que dormir llorando.
Omar Alej.

1 comentario:

Anónimo dijo...


ohh... mi pechito se acongojó... me sentí azul. "soñar hacia dentro" "perdonarle la risa al silencio" y a la vez es tan bonito, es una bonita forma de llorar. "sin calma" intensamente, con ganas. Sintiéndolo todo... que no haya lágrima que sacie la triste tristeza de un simple grillo... es.. no sé, qué cosa! cuánta tristeza puede caber en un grillito?... tanta vida, tanta tristeza, tanta lágrima dentro de algo tan pequeñito. llora ya por no cantar?... que te llore el cuerpo, el alma, los huesos... llorar por los que "lloran" sin llorar realmente... no sé, eso pensé con los caimanes... firman palabras con tinta gota de días de lluvia, con gotas que ni siquiera son de ellos.. que no salen de si mismos... dormir llorando.. como un niño hecho bolita.. que bonito. que triste y bonito.

FloresFer.