miércoles, 31 de octubre de 2012

a Camboya, sin prisa.





Sucede que saldré un momento
¿Mi miedo?
no, no es a las tormentas
y tampoco es miedo
-como dicen por ahí-
a terminar en la plana de sucesos;

Me aterra la idea
de no regresar a tiempo…
Hoy día ahí fuera
la gente toda lleva prisa
a donde sea que vayan
ya han llegado tarde.

Recuerdo que una vez,
cuando fui más pequeño,
con diez u once años,
la abuela me mando a comprar
una soda para la comida;

Yo tarde en regresar
poco menos de dos horas
<<Solía quedarme a platicar
con los borrachines agradables
que siempre estaban en la esquina>>

Al volver
mi abuela dijo exactamente:
-¿tan rápido ya volviste?
no me diste tiempo
a encargarte también tortillas,
anda vas a tener que salir otra vez-
Omar Alej.

1 comentario:

Anónimo dijo...



me gusta mucho pero no sé porque me gusta jaja me gusta imaginarlo supongo... en que tono lo habrá dicho la abuela... me hace sonreir.... imagino como platicas con los borrachines mientras sostienes la soda entre tus brazos jaja justo en la tienda de la esquina.. y me gusta el "no regresar a tiempo" porque no es llegar ni antes ni despues.. si no.. "a tiempo" y ¿uno como sabe que está a tiempo de una u otra cosa? ¿cómo sabe uno que llegó a tiempo? estoy imaginando ya montón de cosas... lo aplico a todo, a los momentos de la vida, a los encuentros, a estar en un lugar con cualquier persona en determinada hora... las personas que estan adelantadas a su época, las que llegaron después cuando ya no hacian falta o no tenian ya nada que hacer ahí.. pfff... " a tiempo"

si que aterra un poco

FloresFer