sábado, 31 de marzo de 2012

En Camboya, también el Torta.




El Torta sabe lo que dice
piensa como piensa el ángel
y es un genio
que se cubre recubriendo el arte.

Huye del agobio
y delira con un mundo
prisionero de todos los milagros,
cante real de camisa rasgada…

Emisario del sueño gitano
y despierto ante la cruz del Cristo…
¡Cantar!,
que ya todo fue llorado.

Por el Torta bulerías al toque
y las palmas y el tablao;
Señor de lo que ya no importa
subordinado a lo que duele…

Ten piedad del hijo de Eva
y advierte al terremoto
lo que Juan Moneo saca del escombro.
Omar Alej.

viernes, 30 de marzo de 2012

Camboya y sus parches de nicotina.

Primero fumó
y después lloraba,
es normal entre los fumadores
echarse a llorar…
No limpia el alquitrán
la basurilla del tiempo
cuando se estaciona en los lacrimales.

El humo no ejerce bien
de salvoconducto para oxigenar las esperas,
por eso fue que fumó…

Lo hizo en nombre de todas las prisiones,
como quien asume una fortuna injusta  
que a punto esta de desaparecer,
las caladas le batían en el pecho
iguales a banderas piratas
surcando el mar de Aral,
y fumaba.

Distinto al cigarrillo
acicalado por la noche
y que envuelto en palabras
parece quemar, en un mínimo de brasa,
al fuego entero,
el cigarrillo de espera
se desforja en angustias
y sabe a sangre;
A sudor mulato
henchido en la pizca tabacalera de mayo.

Primero fumó
después se congració
con aquel cadáver nicótico
manchado con el color del sueño…

No es fácil esperar a que un minuto acabe.
Omar Alej.



jueves, 29 de marzo de 2012

Camboya reaccionaria.


Hoy toca pasar por tijeras al reggae,
cortar la rasta,
vender Sion en lata,
nevar la costa verde…

Cantar con música de tambores
-¡no!, que no soy tu hermano,
no alzo la mano
ni grito ¡can you see Dolores!

No, no soy un jamaica man
ni uso el escenario
para vestir de canario
al padre adán-.

Me ilustro, me aseo,
pregunto;
Algo más que pedir por un mundo
en el que todo sea recreo…

Algo más que ir armado de hamacas
a las batallas de la libertad;
No por pedir por piedad
dejaran de telar las arañas.

-Humo, humo,
brilla la estrella,
siguiéndola a ella
hijo del dios canguro -.

Hoy toca pelar
las semillas de la marihuana
porque el reggae, sencilla nada,
no logra al amor impostar.
Omar Alej.



"Deep Camboya revolution"





Revolución es no mirarte a los ojos
mientras tú miras congelada
este trazo inacabado
de palabras inexactas,
pedirte que me esperes,
no poder estar
y esperar por mi contigo…

Se trata del silencio todo
haciendo cruces en los desagües,
almendra cancina y cansada
dispuesta al encuentro
de la piel
con lo que se siente
por dentro del alma.

Es el humo expandiéndose
por la faz de los cristales,
rumor que da cuentas
sobre un costal de monedas
abandonado por nadie
en las profundidades del Rin.

Revolución es que lo sepas,
que intuyas el impacto
y que dispares en contra
de los que murieron sin haber sido asesinados,
treta tres a uno
en una convención abandonada por sirenas,
cantos gatos e hilarantes
y sin vivir sus sietes vidas…

Son las huellas de multitudes
que desgravan en los cementos,
tormentas de arena
replegando a las aves
contra el muro de los lamentos;
Un mano a mano
de dunas olvidadas por los transeúntes.

Revolución es lo que escapa
y en ti revienta como una ola,
el cascaron de un buque nuclear
repoblado por cangrejos,
la disoluta fe
que tiene en los fantasmas el amor…

Tus anhelos más privados
recubiertos de estampitas
y enviados en destiempo
a través de una zaga planetaria,
y tras las rejas de algún zoo italiano.

Revolución es quedarse solo,
acceder al encuentro de uno mismo
y uno mismo reventarse
en partículas de espejos…

Nunca decir menos de lo que no existe,
poner y proponer
un programa dedicado a los insectos
cada lunes a las seis.

Es morirse de preguntas en invierno,
secular el organismo de las tintas
revolver la herida en cloroformo
y continuar…

Continuar antes y después
de los despueses,
no admitir la victoria
como el diario titular
de una colilla en cenicero.

Es dejarse estar
a pesar del desajuste del incendio,
es bailar en carne viva
como hace el girasol con las abejas.

Revolución es la paranoia de un niño
en una llave que no abre
y que sin embargo lleva
hojas de papel cortado a medida
con la incertidumbre del ayer.
Omar Alej.

martes, 27 de marzo de 2012

Camboya Vs la hoja en blanco.





Dos pistolas, un revolver,
una máscara, un pañuelo.
Tres gotas de lluvia,
veranos sin horizonte
y un volcán…

Señales de alerta, bocinas,
gatos en el garaje.
Una ceguera momentánea,
seis caricias permanentes…
Un pasamontañas.

Los tres números del uno al siete,
la cuenta del jabón.
Una guirnalda, una avellana,
papel metálico en jazmines
y una trufa envuelta en celofán.

Agua mineral, whisky,
tabaco, ron con coca.
Un letrero de prohibida la salida,
dos entradas emergentes
y un bolívar de ventana.

Tijeras, gominolas,
siete gramos de farlopa.
Cinco petas de Acapulco,
blanco de nube…
Arenas del desierto.

Guantes de látex,
navajas de afeitar,
cuchillas contra el pasto,
pintura en color rojo
y un cuarto de persiana…

Manijas y candados de baúles
-dos cubos más de hielo
por favor-,
y la tarjeta dorada con la que han pagado
el costa concordia.

Media fe,
medio miedo.
Mi carnet de amante amateur
y envuelta en gas
la parte buena de otra historia.
Omar Alej.

lunes, 26 de marzo de 2012

sábado, 24 de marzo de 2012

Clown Camboya.




Bajo el fusil itinerante de las nubes
un payaso lloraba.

Corriendo detrás del último minuto
un payaso lloraba.

Bajé por las escaleras
para acostarme en las vías del tren
y ya había ahí miles de personas haciendo fila,
ante tal agobio
un payaso lloraba…

Y lloraba de risa el payaso
por un chiste que había perdido su gracia.

-Se vive de llanto
cuando la muerte sonríe-  
me dijo un oficial de policía
y esperando a entrar en la celda
un payaso lloraba.

Payaso profundo no llores,
si la mami murió
ya te queda el niño leucémico
que llevas metido en el hombre del saco.

-Primero abrieron la tierra
después no pudieron con el peso del ataúd
lo soltaron y una esquina golpeo el suelo,
la aun no enterrada
ensucio su vestido con la tierra del cementerio;
Un frente de maquillados con narices rojas vinieron
y un payaso lloraba-
Eso me dijo un tal Pagliacci.
Omar Alej.

viernes, 23 de marzo de 2012

Teatro es Camboya.




D.C. Die.



I
Algunas muertes hay que nos matan
se nos quedan
como un temblor eléctrico sobre la carne
y en lo que nos gusta de la vida
descubrimos que sin querer
un papa Noel a pleno 23 de Marzo
ha suicidado a todos sus renos
en una juguetería…

En Lima, en New York, en Bandung
disparan contra los corceles salvajes
que muerde el niño gordo de la tristeza,
la infancia de los mayores
se acerca peligrosamente
a la peor pesadilla de los kamikazes.

Algunas muertes jamás son enterradas
se quedan en las páginas del libro
que nadie lee,
revolviéndose a favor
de los bares abiertos en los que no hay nadie.

Tú muerte pudo ser una vida grave
pero esta noche
apenas los grillos
y en pena el champagne…

Solamente yo
y unos cuantos que no te conocen
bajamos en ascuas el velo,
lo más lejos de ti.
II
Ten este cordel
es para que lo uses bajo la tierra,
es para que cuando los gusanos
pidan cuentas a la sal
que ya no suda tu piel
les diga que alguna vez
fuiste recordada
y que ese cordel,
junto con miles de granos de café,
calientan en mí las ganas de llorarte.

Atalo en tu tobillo
y así en ese oscuro cajón
que te guarda de levantarte en partes
será siempre playa…

Un cordel podría no ser mucho
pero cobra vida
si va prendido en la solapa
de una muerta de goma;
Es para que no te mate tanto
el haberte quedado sola.
III
Hoy quise poner aquí una palabra
y mis años llenos de tintas
se confundieron manchando
con silencios  
la perla en la que borraba tu nombre.

No tienen remedio las letras
cuando, como yo,
no saben nada más que algo
respecto al color muerto
que ya ni la muerte puede borrar.
Omar Alej.

martes, 20 de marzo de 2012

Camboya en familia.

A quien quiera que sea mi madre.



Yo dije algo inútil
prolongué hasta el asco
el significado de las palabras más crueles,
esperé a que escucharas
y nunca más volví a preguntarte
si tú sabías que yo
sabía mentir también.

Tus ojos después,
al darme la espalda,
me parecieron turbinas
dirigiendo tu cuerpo
detrás de una cortina,
obviamente falsa,
y no te moviste…

Ya no es 16 de julio de 1969,
ya no es verdad lo que nos quedó de la mentira,
estoy por cumplir treinta
y el niño que dices
que ya se ha muerto en mi
nunca supo que seria
el último hombre en ir a la luna.
Omar Alej.

lunes, 19 de marzo de 2012

Memoria & muerte en Camboya.






Debí quedarme con vos,
contagiarme al menos de algo,
aminorar con mi prisa tu letargo,
arder de espejos y de tos;

Apretarte la mano
sin dejar que tus ojos
advirtieran en los míos
los gigantismos de un temor enano…

Descubrir, ya vuelto un hombre,
que el corazón de la poesía
no se sana de manía
en las salas UVI de la tierra madre.

Otros aquí murieron  
y como tú lucharon por hacerlo en silencio,
eximieron a detalle el anuncio
de poder aun con lo que no pudieron.

Pero no delataron su dolor
ni exigieron mas destino
en favor del enemigo
que un minuto de rencor.

Hoy tu recuerdo
es un silencio entre yo
y las casas de apuestas…

Un neceser secreto...
Dos cubos de hielo en el ron
con heridas expuestas.
Omar Alej.

jueves, 15 de marzo de 2012

miércoles, 14 de marzo de 2012

Camboya es hoy.



Hasta hoy
hablé del miedo
y del temor cortante
que como ruido de machetes
sudaba a través de las ventanas…
De la profundidad en las heridas
de los arboles
que dan las hojas
para que llore el poeta.

Hablé de la insuficiencia del rojo
en la venganza del negro,
de lo apenados a muerte
que tendrían que estar
los que creen
que su estancia genera carácter…
Dije y desdije
el altar de la luna,
el lunar en el whisky,
la zozobra del pan
y el malestar de la leche.

Melancolía, palidez, frio,
soledad, balas, canciones,
todas palabras que una
y otra vez asentí
con la estúpida fe
de encontrar a mi dios
muerto a manos del dios de la gente.

Supe tejer liturgias grandes
como iglesias,
golpeé las manos ladronas
para robarles su gracia
y fue que escribí,
entre líneas en una carta de amor,
que todo había salido de mi,
que yo emergería de la nada…

Por ello fue que no dije en mi tinta
las letras de luz
que cada mañana,
en forma de polvo,
el día bajaba a mis manos …

No quise hablar
de los corales que sueño habitar
en las profundidades del mediterráneo.

Ignoré la bestialidad de la marmota,
la generosa esquizofrenia de los abedules,
la divertida tranquilidad de la paz,
y los comunes aforismos de la guerra…

Quise ser de los que no saben
y al viajar lleno de tiempos
nada dije
del buen sabor que tiene la tierra tostada…
Los cuerpos al sol,
la espuma coronando las playas,
el andar de los negros
y las enredaderas de redes
en las que se puede ser
lo que se quiera inventar.

Por todo ello es que hoy
al contar las grietas que tiene voz
(Grieta, otra palabra pagada por mí)
me palpo y no encuentro,
ni en los bolsillos
ni bajo las mangas,
tallos de torres babeles,
ángeles envueltos en klennex
sobre lechos de uvas…
Espacios entre relámpagos que barajen
jazmines de saliva.

A cuenta de hoy me estoy yendo
y me voy,
con lo que dije de más
con lo que dije de menos…

El pasar del horror en mi cuerpo se agravia
y antes del fin
mi silencio ha querido poner en desorden
las ausencias
que me duelen hace tiempo en los cojones del alma.
Omar Alej.

martes, 13 de marzo de 2012

la Mina Camboya...Poesía!



"Cansada de morderme la lengua 
voy a llenarte el cuerpo de mí
hasta que no sepas encontrar el límite entre tu boca y mi voz." 
M.T.

Camboya, 49 años.




Hoy cumple años don Rodolfo Páez y sí ya sé que el 18 de abril viene Radiohead. También sé que Blur se vuelve a juntar y si, aunque no lo crean, me entere que Peter Murphy, Modest Mouse y demases electrolitos tocaron en la pirámide de cholollan el fin de semana pasado. Incluso, desgraciadamente, supe los detalles de la visita que hará Bjork a los acaecidos voladores de papantla.

En general es que me enteran de casi todo y digo me enteran porque a mi es que poco me importa que Lana del Rey haya cantado como cantó en SNL, que haya muerto la del guardaespaldas o que no tarden, de nuevo, todos a joder con el dilema moral del vive latino. Mierda!

Mierda, si, lo digo así -mierda!-. De lo que va del año solo tres noticias importantes.
1.- Old Ideas
2.- febrero 19
3.-marzo 13

Y próximamente, si se me cumple, mayo 24. Y es así porque alguien debería festejar que estos personajes aun nos queden. Que Leonard Cohen siga pisando el mismo aire que nosotros y además trayendo consigo un disco del tamaño y sabor como es Old Ideas.

Festejemos que Joaquin Sabina vive viviendo y coleando con sus 50 y 13 añitos a cuestas. Sacando disco con el Nano, yéndose de gira y además contentos. ¿Podría alguien contra esto hablarme del reviver del reggae?

Y bueno. Fito que cumple años, 49 años pasados al lado del camino. Y si chicos, aun si no lo saben, antes de MTV ya existía Dios y por entonces Dios, sin tanto drama bursátil, seleccionaba, sin tanto abaratamiento, debidamente a sus hijos. Fito, Rodolfo, loco, genio, flaco, sublime, barroco, engreído, narciso, violento, intempestivo, místico, lunático, asqueroso, ¿tienes algún diccionario a la mano? Si, si los que dicen los significados de las palabras. Ese, ese, ahora busca, cada palabra en él, todas, definen a Fito Paez, ninguna le da la talla.

Justo así lo dijo jack Nicholson sobre Dylan (mayo 24), así lo firmo yo en el cumpleaños número 49 del que tal vez sea el único artista vivo en el idioma castellano.

A rodar y a rodar mi vida…
Omar Alej.

Camboya no se va.



Lo siento padre
pasaron casi 30 años
y no pude encontrarte
te busque donde me dicen
que los ángeles van,
para después dejarse morir
 abandonados a su suerte,
pero ya no estabas.
No pude protegerte de las calles sin farolas,
no pude tener una mesa
donde cobrar  a las cartas tu suerte,
la mala fortuna que habíamos tenido contigo.
Así es como lo lamento padre
pero al menos alguna vez
leí a Cioran.

Lo siento madre
yo debía dejarte tranquila
y no envenenarme con la cicuta
que dan las flores marchitas de tu jardín,
yo debí, hace años
cuando aun no nacía,
dejarte a las puertas de una iglesia,
consagrarte a un hospicio
en lugar de soñar con curar
a golpes de leche
la herida de tu orfandad.
Perdonaras mi fe ciega en la muerte,
con esta mi condición de hoy occiso,
y que no sepa
volver a llenarte de besos
si tu soledad llora
de hambre desnuda sobre mis brazos.
Así es como lo lamento madre
pero al menos alguna vez
leí a Pirandello.

Lo siento Dios omnipresente
no pude salvar tu anonimato
y dejarte
sin las cuentas pendientes
de los clavos clavados
en una cruz de domingo,
y mientras tú descansabas.
Olvida que yo no estaba
cuando llevaste a mis padres al huerto
de donde salían a pudrirse
los gusanos de las manzanas,
no fue que no quisiera
oírte guardando todo este silencio
de peste y hambruna
pero me fue más importante
poner a prueba la escena de los crucifijos.
Así es como lo lamento Dios
pero al menos alguna vez
leí a Lautrémont.

Perdona mujer
si no pude quererte como tú me has querido.
No supe obviar  tus mentiras
ni traerte de vuelta el verano,
ya hubiese querido yo que al menos
ponerme siempre contento
mientras tú me reñías
te diese alegrías
pero es tan débil el corazón podrido de un hombre
que solo supe quererte a mitades.
Y ame la mitad de tu pierna
para que echaras andar
sin tener que llevarme,
amé toda mitad que vi tuya
y con medio amor
que tú no sentías por completo
me quedé partido en mitades
sintiendo un dolor apenado
e incompleto.
Así es como lo lamento mujer
pero al menos alguna vez
he leído a Céline.

Perdóname hombre
por no haber sido un digno enemigo
y por haber celebrado
de antemano tus fallos.
Te deseo de verdad
tengas una afrenta injusta
por parte de Dios
en los cielos caídos,
que sepan tus padres
abandonar a su plebe
y abandonarse bajo tu tutela…
Que una vez que tu mujer
consiga que sea tuya la culpa
puedas vos disculparte
por no ser el padre de los hijos que tienes,
pero más importante
es que me perdones a mí
la devoción, que en efecto te tuve,
y permitas contribuir con mi muerte
para hacerte también infeliz.
Así es como lo lamento hombre
pero al menos alguna vez
borré en ti lo que otros
pudieran leer sobre Omar Alej.
Omar Alej.

lunes, 12 de marzo de 2012

Camboya inventa.


Tenían hilos
y a sabiendas de tener
los pies sujetos a los sueños
dieron a la injusticia manos
que tuviesen movimiento.

Conocedores de las modas mejores
pensaron que tal vez,
al haberse cansado de los grandes bailes,
les fuese necesario pintarse la cara  
parecido a esa vanidad
que en secreto les copiaba sus gestos.

Excluidos, por propio principio,
de los reconocimientos
dejaron congelar en un instante
el batir de las pasiones humanas,
después, brillante y filosa,
la humilde certidumbre
de lo que se tiene por noble
se cambio por aplausos…

Más hubieran hecho
por meterles también a ellos en cajones,
por dejarles empolvarse de olvido,
porque al romperse no gritaran tanto
y más
para que al llegar al tiempo de la vida
no estuviesen convertidos en muñecos de trapo y madera…

Sí, el hombre fue inventado por las marionetas.
Omar Alej.




Soló hay Camboya.


Dentro del mundo,
en el afuera de nosotros
brincan los silencios…

A veces me pregunto
si las uñas de mi pie derecho
pelean entre ellas
por el amor
del lóbulo de mi oreja izquierda…

O si tal vez alguno de mis pezones
iniciará próximamente una gestión
a favor del hundimiento cervical
en la bolsa sin valores de mi pelvis.

Viendo lo que la tierra permite
un día sin más
viene un bajón de mis parpados
y se manda un toque de queda
a las colonias infectas
de gérmenes, cólicos  
e insuficiencias venéreas …

Ya se andarán tronando,
de arteria en molécula,
los dedos el calcio,
la bilis y la pituitaria
por no encontrar el absceso
del tratado de blancas
que hacen de si los glóbulos rojos.

En un viaje al fondo del aparato respiratorio
diversas banderas
destrozan el botín conquistado
y a leguas del páncreas un hollín muscular,
que dejó al partir la retina
convertida en cientos de millones de partículas de agua,
se ahoga al entrampar por afuera
la armada rebelde de los folículos…

Rinde declaración el hígado,
nota roja en la tráquea,
y ensanchamiento venial
en la zona más negra del culo.

Afuera,
sobre el adentro del mundo
se recuestan las palabras…

Omar Alej. 

We'll always have Camboya




Cuernavaca fue limpia, más un local que una parada… y está bien. Muchas veces las cosas son mejores así. Nosotros, Camboya Deep, nos alegramos en un reto nuevo aprendido delicadamente, contentos y orgullosos de haber cantado lo suficientemente fuerte para un público lleno de niños y padres de familia, engañados en el carácter que ofrecía el cartel del viernes.

No recuerdo el nombre del festival, lo he olvidado provisoriamente para poder regresar, pero a ellos agradezco, lo que se agradece en estos casos; las ganas, la buena voluntad y el camino iniciado.

Hacer teatro en México, como en cualquier otro lado, es jodido. Sin embargo nosotros que en realidad no esperamos nada lo hemos pasado la mar de bien saliendo de casa y visitando algún edificio, cruzando alguna calle, emocionándonos con alguna posibilidad y sobre todo refrendando nuestra cara en el cristal de los autobuses.

A Baal en Cuernavaca le fue como le tenía que ir por ello en Camboya se re marcan las horas e iniciamos el camino al espasmo original.
Deep Camboya.

jueves, 8 de marzo de 2012

Camboya, alcoholic tour.


Mañana Baal va a Cuernavaca. Suspende de momento sus presentaciones en Puebla y sale a visitar nuevos campos. Esperamos poder llevarnos a todos ustedes con nosotros, saber resguardar sus cariños y respetos, poner en las manos de los públicos más extraños la propia cercanía de ustedes.

Solamente queremos ser felices, ser amados hasta el odio y ser retribuidos por lo que nosotros soñamos con poder darles, crucen en nuestra memoria los dedos para el día de mañana…nosotros cruzaremos el puente y a ustedes vendremos con la afición maligna de escucharles aplaudiendo.

Baal/Deep Camboya Toda.



Amor al estilo Camboya.



El amor
es días en llamas,
días de diluvio en planta alta,
días de asco,
de deseos que producen botes,
naufragios hundidos…

Es la semana entera
lo que la noche deja de la luna,
lo que el año padece de estaciones,
todo ello es el amor
y el amor de tanto vivir
no sabe…

No sabe que no entiende
de mal o de buen día
y por no saber no aprende
que no existen los momentos justos
ni la palabra más cercana,
ni la más distante.

El amor lo quiere todo
y al probar le empacha
recibir a medias
toda la atención.

Así como no hay medio mar
ni hay media vida…
no hay media muerte,
ni hay medio hombre
sin media mujer;
El amor no descansa,
no va de vacaciones,
no se relaja pasado el viernes
o porque ya le han llegado
al cuerpo del desenfreno
otras vicisitudes que socorrer.

Pobre,
y pobre de la mayor riqueza,
es el amor
que no sabe darse entero,
el que ríe y se hace bello
por no tener el valor
para ser cobarde.

Amores que descuenten la cuenta del cuento
y el caer de las horas
yo no los digo,
yo no los amo…

Soy del amor que es eterno
del que me grita mi nombre
cuando le huyo
y del que yo hablo
en convenciones de sordos
a todos los ciegos.

Amor que no espera
para qué si es eterno
y dura más que el reloj.

Amor que se nos riega a cada camino
y que los otros desusan
por prevenirse del alma
que ha de romperse convertida en cristal.

Ni el amor de mentira
existe sin el amor mismo,
y la verdad es igual a una mano
a una pestaña,
al pubis
y al sexo innegable…

Es el hijo primero  
que dan a sombra los locos,
juez que festeja
y reprende el nacimiento
de los bastardos
de Eva y Adán.

El amor es una tortura
aplicada en contra de aquel que no ama,
no cabe su voz en el silencio todo
y sufre al no entender por qué el otro no llora,
no grita,
no dice…
No ama.

Distinto nicho de amores
y el amor solo es una canción
imitada a toda costa por la nostalgia…

Pero no se logra,
¡pero nadie canta!,
y es que en su melodía
tiene hojas,
hojas de papel,
hojas de árbol,
hojas de navaja de afeitar
afiladas con venas…

Es un vestido negro y largo
que disfraza el luto en el miocardio
y después lo olvida
en las agendas de los futuros pasados.

Esa canción tiene minas de oro,
de carbón y de volutas de humo,
tiene payasos, pasteles, alfeñiques,
castillos.

Castillos custodios de un gran lago
donde puede la canción ahogarse
a cambio de un poco de amor.

Canción de girasol con espina,
de espadachín, banquete y galope;
Canción solitaria
y a juegos de artificio toda…

Shakespeare, principescos, mademoiselles,
zancón rabón, majestades,
zapateros.

Amor de canción
con rasgo bruto de tormenta,
de tsunami, de huracán…
Falda de todas las montañas,
animal salvaje de todos los reinos…

Cuantos sueños
faltos de rabia
son mínimos eunucos
entre tus certezas.

Amor tu canción es semilla de trigo
que cubre el hogar de los arlequines,
guirnaldas en plata,
lacios rocíos, melones,
Strawberry fields…
                             Frambuesas.

Canción y bodas de sangre,
arroz, chocolate…polvo.

Amarras que hunden barcos
cuerpo de cuero para cubrir al enemigo,
amor donde no te venden no existes,
por más que la magia te invente…

Ámame amor
trae hasta mis pies el cadáver del mundo
yo te hare un tiara con el pellejo
de los amantes prudentes.

Amor, causa y efecto de la canción,
si esta ley equivoca tu faz no eres amor sino soledad.
Omar Alej.

miércoles, 7 de marzo de 2012

"Camboya es una cárcel con las puertas abiertas"




Si alguna vez vienes por Camboya
siéntete seguro
aquí perdonaremos tu flaqueza,
tu egoísmo,
tus malas intenciones
y también las buenas.

Por fortuna en casa
nadie roba
los artículos robados que la visten
así que podrás llevarte
todo lo que sientas tuyo
aunque no lo sea,
todo lo que más te guste
y que en tu país no tengan.

Aquí, y para ejemplo,
el amor odiado,
los misterios de la luz,
el calor de la escarcha,
la calma de la angustia…
El savoir faire del debutante.

A esta tierra el huracán
viene a estirar las olas,
y es que hace tanto vacio
que estamos llenos de espacios nuevos…

Baja a jugar con lodo la nube,
se rompe el cántaro,
los peces de su arcilla nadan contra corriente,
y todos los hijos del pecado
tienen en Camboya su propia luz.

Aquí grillan los grillos
royendo billetes,
quemamos al sol
a quien no quiere mojarse,
servimos de cena la luna
a quien pesadilla con miedos,
y gritamos ¡Aupa!
si toca hacernos los malabares.

Danielo, Piolo, Mina,
Negro, Trust, Niño,
Mikel, Kika, Fernanda, Carlito,
Xavier, Oliver,
Tichian, Pamela, Marisol,
Magwa, Omar Alej
y en exclusiva…

Camboyanos somos todos.
Omar Alej.

martes, 6 de marzo de 2012

100 años de Camboya, 85 años de demagogia.



El Gabo escribe con el alma,
muy bélicamente,
sabe poner piedras
donde otros hacen camino
y andar las sendas
que allanan cercos.

A diez meses de 1968
se soñaba como algo más
que el mayor de los Buendía,
hoy, a 5 años
de celar sus bodas de oro con la soledad,
escribe y se re escribe
como un Florentino triste
lleno de memorias putas;
Firmando sin vergüenzas
el voto popular de la academia sueca.

Sabe mucho el señor Garcia
aunque baje poco en realidad
a este tumulto de mercado
donde ya ni el coronel
tiene quien le escriba…

Que sepan todos los pasteles,
mas las trece velitas
que en suma hoy le festejan,
que aquí en Camboya
nos tiene sin cuidado
el overol que entinta
con la sangre obrera que no tiene…

(Europa a decir verdad
me parece hoy
un spa en el que por menos de un franco
se podía gritar a tope
en honor a un hipotético macondo
cambiado tibiamente por una América latina.)

Y no le quito ni una sola primavera
al señor Gabriel
así como no miento si señalo
que su guerra la ha ganado
valientemente escondido en su trinchera…

Pero que no diga por favor
que por falta de apetito
no va más a la fiesta del chivo
si ya le han visto
cobrar con dólares
las estrellas rojiazules
que el mismo teje en su bandera.
Omar Alej.

lunes, 5 de marzo de 2012

Poesías modernas Vs tecnos viejos en Camboya.



Adiós viejo poema,
cocido con el tiempo
sobre el herraje de la duda,
ya nadie pide aquí por ti,
nadie tiene jardines al servicio de la flor,
y además son inocentes
para trepar por tu enredadera…
Te despedimos
sin cargas recargadas
de cañones,
sin voz castiza en el umbral
y sin haber sabido lo que hablabas
en tu soliloquio de sangre y espejo…

Tu efeméride nos llega a tiempo
y faltas de ausencias
caen sin puerto tus escamas;
Viejo bebedor de cicutas
y cegueras
hoy toca dejarte abierta una joya
y ver entrar a Tarantinos, megauploads,
televitrices, actorempaques,
y demases modernismos,
mientras tú sales por la puerta urgente
que da con la vista trasera.

Fuiste lento,
febril, pesado, barroco
y al menos siempre de nadie
por ello es que hoy
te entregamos en el olvido
de los sagrados estantes
y con la nova popsía
suplimos tu ausencia en el bolso
de los usureros mas doctrinales.

Poetas hoy para todos…
Un poema para el viaje en bicicleta
que hace un viejo panzón
después de colgar los tenis
en un concierto foxtrot
donde colegialas bailan desaliñadas,
y con olor a futti gum de menta,
canciones encoré de Gloria Gaynor
que justo hoy en tu muerte hacen pensar
en la voz medio tono que da el crooner
cuando solo llena a medias
un camp nou sin bizca barca
ni Guardiola.

Por eso viejo poema
tienes que irte
y atrás quedarte
de tus cruces y cementerios…
No aprendiste a mudarte
y hoy la cota de malla
no tiene red de cobijo  
en twitter y ni en fake book,
hoy tus cursis arrugas
son ríspidas simas
que nadie baja a leer en los universales…

No mi vieja poesía,
no queda nadie que quiera servirte
no si no sales en la versión 3D
de los recitales.
Omar Alej.