viernes, 30 de septiembre de 2011

Ghost Of City Life



Algunas veces (las mas) me siento invisible. Algunas veces (las menos) me siento visible…entonces tengo miedo de lo que hacen las miradas.

O.a.




Desnudos olvidados.




Algunas veces (las mas) al mirar mi cuerpo desnudo frente al espejo…-me acuerdo de vos-. Las otras veces, me pregunto si yo al igual que vos -¿soy memorable?-.

O.a.

Cabezas de flores en Camboya.

A....Ti!



"There’s an empty space inside my heart
Where the weeds take root
So now I set you free
I set you free..."

La fe camboyana.



“-¿Como sabré si mi conciencia es profunda?-
-Lo sabrás cuando todas las respuestas estén en ti aunque no te gusten-.”


Una noche como todas
y un mal día te despiertas
sintiendo que la ternura te abraza por todos lados,
sientes calma
y te sientes capaz de sujetar
la inasible hipótesis del futuro…

Los cuervos que hurgan
los restos del incendio
se convierten
en quetzales que rearman tu belleza…

Las hadas te rondan
por los dedos de las manos
y escriben en tu nombre
el cantar de los cantares...

Tus enemigos te traicionan
y construyen para ti
millones de esperanzas.

De pronto salen de tu boca
las palabras más blandas
y redondas,
te visten de maneras impensables,
tú te sientes debidamente acomodado;
Y nada sufres…

Tu libertad libera
del mar muerto a los ahogados.

En los diarios
dicen que el verano del amor
durara todo el invierno,
jueces de paz
proyectan el fracaso del apocalipsis
y los políticos gestionan
una bandera universal…

Entonces vos
te sientes joven,
vas de espejo en espejo
sin un solo rasguño
y el orgullo se hace en ti
como una sombra que brilla…

Pero ten fe querido.

Ten fe…

Aun si hablas con Dios
en las cabinas telefónicas,
aun si el amor no hace más que amarte,
aun si la gloria
se presenta desnuda ante ti como una manzana;

Volverán las tormentas,
y cada pedazo de mierda
que tuviste que tragar
seguirá intacto en tus miradas.

Entonces de nuevo
será el miedo el que te abrace,
de nuevo una herida
se negara a convertirse en cicatriz,
de nuevo tu alma
no será tu alma,
de nuevo la única luz que te lleve
será la luz que mana del incendio.

Y vos andarás el mundo sin restricciones,
serás un exiliado en tu propio cuerpo,
y no habrá en la tierra plomo suficiente
para matarte el dolor…

Una mujer aun más despiadada que la Helena
cambiara tu corazón por hoyos negros
y en el informativo de las seis
nadie tendrá tiempo para hablar
de tu cuerpo clavado por las rodillas
en el olvido.

Ten fe querido.

Ten fe…

Tu alegría se ira
apenas te des cuenta que estás vivo.

Omar Alej.






martes, 27 de septiembre de 2011

"Noches Blancas" al estilo Camboya.



A la chica extraña que me dejo cruzar sus calles.




Tal vez ahora
te sientes un personaje robado
de noches blancas,
y cuentas las luces que brillan
en otros sin pasarse por ti…

Pretextas que estas sola
por el bello principio
del amor en soledad;
defiendes la risa a medias,
con la frente alta
e intentando con ello
rasgarle un motivo a la vida
para continuar.

Tal vez
este día se proyecte eterno
mientras tú, aun en cama,
te padeces tan sucia de fuerzas
que pides prestada en el espejo
una imagen…

Tropiezas con cosas
que por costumbre
se hicieron tuyas
pero en ellas no eres tú…

Y cuando no puedes encontrarte
no es a ti a quien vienen a buscar…

Con algunas memorias
preguntas a dónde has ido,
con algunas heridas
sostienes que lo que estas llorando
fue de verdad.

Tal vez la mancha de sangre
que explota en tu televisor
la llevas con lluvia a tu alma
y no puedes detener
la tormenta que viene
una vez que ya has dicho
lo que nunca pensaste en decir…

Te haces al arte
de los silencios,
confinas tu voz al delirio
y mueves las manos revolviéndolo todo;
y siempre ahí,
una mentira de mas…

Rompes los pedazos rotos,
pisas descalza los cristales
y te matas avergonzada
por no poder matarte en realidad…

Pero así como la fe
los miedos también se van
y algo viene
de entre todas tus dudas,
algo contra lo que no puedes
apagar tu luz;
Esto que hoy ves         
es apenas lo que empieza
dentro de ti
y a causa de nadie…
                             
Tú tal vez ahora
te sientas un personaje robado
de noches blancas
pero mañana
ya sabrás cruzar las aguas
creyéndote el capitán Ahab.

O.a.

viernes, 23 de septiembre de 2011

((No morimos, estamos agazapados,
esperando el tiempo de lo incorrecto))



Poetas.


Yo le diría –lo siento- a todos los poetas del mundo. O.a.





“Ella paseaba siempre en globo, y coleccionaba nubes. Él, sin embargo, disparaba a los extraños y regentaba un burdel abandonado.
Los dos habían dado la vuelta al mundo, pero en direcciones opuestas. Y, cuando sus espaldas se encontraron, supieron que el viaje había terminado.
Hablaban un extraño y antiguo idioma que nadie había oído jamás. Es posible que ni siquiera ellos... Pero, cuando se miraban a los ojos, las palabras, convertidas en pequeños y malignos duendes, les susurraban al oído su propio significado. Y entonces reían, y reían, y reían... Nadie era capaz de pararlos. Ni los trenes de mercancías, ni los semáforos en verde, ni los gritos de auxilio, ni las mujeres embarazadas, ni los abogados en paro. Ni siquiera los esposos celosos. Reían, y reían, y reían...

Ella habló de tristeza. Él lo entendió todo. Ella bajó la mirada. Él borró sus huellas. Se escondieron, pasaron hambre, temblaron de miedo al oír la tormenta acercarse más rápido de lo previsto, y supieron que al fin del mundo llegarían mañana.

Entonces, él le cogió una mano, la miró a los ojos, y le dijo: "Gracias. Adiós".”

Coque  Malla

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Camboya sin fin.


“Tiene que doler si se ha de curar”






Todo fue posible en Fantasía,
en ella fue posible mi guarida,
en ella un libro que sabe leer
me ha llamado "Bastián"…

Y lo imposible se ilumino
con la luz de los otros mundos;
Mundos donde
piedras como hombres
comen piedras del camino,
veloces caracoles
cabalgando
y perseguidos por la prisa.

Extraños duendes hermanados
con murciélagos que duermen…

Todo fue posible en Fantasía.

Atreyu galopando en Artax
con el Auryn clavado al pecho…
Guerrero de aventuras sin guerra.

Un cielo que ya no era cielo
soltaba relámpagos
haciendo brillar el verde brillante
de los ojos de Gmork…

Incluso el andar malevo de la nada
fue posible en fantasía;
Una historia contando el fin de los finales…

Tortugas milenarias
culpables de saberlo todo,
inocentes de una eternidad
contada por silencios…

Héroes que son niños…
Niños que son sueños de dragones.

Bastó con ver el asedio
de las dunas expandiéndose hasta el cielo
para no sentirme solo,
fue suficiente
con las arenas cobrando vida
al resbalarse de los ojos.

Ciénagas de tristeza
y la tristeza que borro al caballo
dejando solo una marca de ausencia;
Un testimonio de lo que nunca se pierde…
Unos ojos descubiertos
ante la cruel mirada del destino.

Mil años de ciencia
hierven pícaramente en el caldero
y sin saberlo escudan
de la sabia en el oráculo del sur…

Esfinges que salvan
el corazón de la duda…

Espejos que engañan,
reflejo en el que no eres tú;
Espectros
en los que tú eres ellos…

Nombres que salvan de la muerte.

Extranjeros
que imaginan y bautizan
la magia enferma de la emperatriz…

Y al no contener de nuevo el llanto
otra herida
obliga a repartir entre los sueños el fracaso.

Pero en el fin de los finales
basta con imaginar la mano extendida;
Un grano de arena,
una nueva fantasía que emerge
de los restos de la nada…

Algo mucho más hermoso
que lo que aquel niño imaginaba…

Una nada que no existía después de todo.
O.a.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Camboya profundo.



 ”Estaba en algún lugar; para regresar de la nada había atravesado vastas regiones. En el centro de su conciencia había la certidumbre de una infinita tristeza, pero esa tristeza lo reconfortaba porque era lo único que le resultaba familiar”.
 (Paul Bowles. “El Cielo Protector”)

“El día había transcurrido del modo como suelen transcurrir esos días; lo había malbaratado, lo había consumido suavemente con mi manera primitiva y extraña de vivir”.
(Herman Hesse “El lobo estepario”)

“Mientras caminaba hacia Montparnasse decidí dejarme llevar por la corriente, no oponer la menor resistencia al destino, como quiera que se presentase. Nada de lo que me había ocurrido hasta entonces había bastado para destruirme; nada había quedado destruido, salvo mis ilusiones. Personalmente, estaba intacto”… 
(Henry Miller “El trópico de cáncer”)

“¿Por qué perderse?… Ahora era como si las voces se confundieran con el torrente cegador de la luz solar que se derramaba por la puerta abierta y que, al pasar, convertía las flores escarlatas en llameantes espadas. Casi hasta la mala poesía es mejor que la vida”.
(Malcolm Lowry. “Bajo el volcán”).

“La belleza es más que la justicia, la belleza es más que la verdad, es más real, más indudable y hasta más alcanzable, la belleza está por encima de todo, y en este momento ya está definitivamente perdida para él. Sólo había venido para mostrársele en el último momento, para que no pensase que lo había conocido todo y que había vivido su vida hasta el fondo de todas sus posibilidades”… 
(Milan Kundera. “La despedida”)

domingo, 18 de septiembre de 2011

“Still alive & well”



“I'm so lonely, that's ok i shaved my head…” K.C.

Aquí están mis ojos
con ellos miro,
con ellos lloro,
con ellos anhelo,
imagino, oscurezco,
brillo, miento, pregunto.
Con ellos en nombre de quien
no los tiene.

Aquí está mi nariz
con ella huelo,
con ella te sigo,
con ella me dejo seducir,
enamorar, predecir,
alegrar, engañar.
Con ella en nombre de quien
no la tiene.

Aquí está mi boca
con ella beso,
con ella me alimento,
con ella afirmo,
niego, miento, enamoro,
predigo, pido perdón, perdono…
Con ella –te amo-.
Con ella en nombre de quien
no la tiene.

Aquí están mis oídos
con ellos escucho,
con ellos invento dudas,
con ellos no creo en respuestas,
con ellos soy sordo, loco,
delicado, esquizoide, cobarde,
arbitrario, amargo y dulce.
Con ellos en nombre de quien
no los tiene.

Aquí están mis manos
con ellas golpeo,
con ellas escribo
con ellas desdibujo memorias,
con ellas escarbo, tiro piedras, señalo,
alcanzo, aplaudo, te extiendo…
Me extiendo.
Con ellas en nombre de quien
no las tiene.

Aquí están mis pies
con ellos me detengo,
con ellos hago camino,
con ellos retrocedo
con ellos voy a donde no estás…
Corro, brinco, juego a la rayuela…
Con ellos en nombre de quien
no los tiene.

Aquí está mi corazón
con él sangro,
con él voy/vengo,
con él te llamo…
Te olvido, te niego, suplico,
me enrabio, me pierdo,
me enfrío, me coloreo…
Me escamo.
Con él en nombre de quien
no lo siente.

O.a.