lunes, 25 de julio de 2011

Back To Black...

¿Por qué te moriste así?
Tan solita,
tan en los huesos,
tan a lo William Burroughs.

Tú que resucitaste
al Rhythm and blues
con esa voz de aguja cantante
dejas hoy viudos,
y viudas,
pinchándose en todo el mundo.

A partir de ahora
lo peor es tu silencio
y que una ausencia así
la siente profundo y peor
el pirómano,
la esquizofrénica,
el paranoide,
la bulímica,
el deterioro,
la poesía,
el piano
y la morfina
que se purifica en la lumbre.
Omar Alej.


viernes, 22 de julio de 2011

MI NOVIA LA PANCHERA

La Deep Camboya es un corazón que late y pulsa al ritmo de nuevas corrientes y nuevas voces. Mexico es el país al que hemos decidió ofrendar todo nuestro proyecto pues acá el talento además de variopinto es inigualable. Para muestra un botón; desde el estado de Morelos la canción del verano!  


sábado, 9 de julio de 2011

Ni de aquí, Ni de allá.

Hoy toda Camboya guarda silencio…Homenaje y reconocimiento a un hombre verdaderamente feliz. Tú que nunca fuiste ni de aquí ni de allá, no serás nunca de la muerte…Facundo Cabral para siempre!.


martes, 5 de julio de 2011

Pesimismo óptimo en Camboya.


Todo lo que ríe, lo que bebe, lo que vocifera…

Todo lo que aguarda entre las sombras,
la copa que se rompe
intimidada por el celo y la angustia,
la marcha hacia sí mismos
de los que afilan siempre un “yo” de más,
los hoteles con el fastidio
suspendido en las almohadas,
las huellas que se pierden
en su beso con la espuma,
la nostalgia de un recuerdo
en el que fuimos ya olvidados,
el saber de los que ignoran
el coste de las penas
más allá de sus quiebres y rupturas,
la coartada de hablar sin decir nada,
el crimen de intuir
la firma del otro en las tablas del ajedrez,
el momento en el que el vacio
es más pesado que nuestra vanidad,
la cuesta arriba del día a día,
el verano administrando inviernos
ante los ojos de quien le llama,
la velocidad haciendo mutis en la arena,
el galopar de las certidumbres en los sueños.

Los adheridos al vulgar comunismo de la muerte
vigilando como un faro tras tu puerta,
pendientes por llevarle tus entrañas
al estomago infinito de su envidia…

El dolor de aquellas cosas
que ni nos mataron, ni nos hicieron más fuertes;
postales de un país donde todo es posible a secas
y sin nosotros.

La soberbia de palabras que ordenadas en función
de los lamentos
pretenden decir que tú
fuiste algo así como una regla
en tiempos de excepciones.

El agua enemiga de la sed.

El frío transpirando en los pilares.

Las manchas de sangre penetrando en las caricias.

La eternidad balanceando en una cuerda como un mono.

Todo irá a por ti querido
y no podrás correr,
y no servirá ni Dios.
Serás devorado por las fauces implacables
de las estaciones,
sin ángel de la guarda,
sin testigos…

Una luna sin memoria hará llover
borrando de la tierra
la espera por ti de los gusanos.
Omar Alej.

viernes, 1 de julio de 2011

Homar se escribe sin H


“Para que yo me llame Ángel González, 
para que mi ser pese sobre el suelo, 
fue necesario un ancho espacio 
y un largo tiempo” A.G.

Para que un día mamá cediese
ante el impulso loco de seguir
el olor a caramelo
en la boca del cazador
fue necesario que antes
un crujir de arcilla húmeda
se levantase en tierra
reclamando para si
el vientre de mi madre.

Para que una tarde
los chicos apostados en la plaza
afirmaran que mejor que ver la lluvia
 secos, bajo una seguridad de barro,
era cruzarse con la fe
manga por hombro, y empapados,
fue necesario que previamente
el cuidado del pecho y las anginas
no estuviese cedido
en las cuentas de los que piden
referencias al contado…

Era necesario también tener la lengua y tener sed,
tener las manos y tener ganas,
tener las piernas y el coraje,
tenernos aun en una parte de nosotros
para acompañarnos y no estar tan solos.

Para que el mar no me explotase como un frasco sobre el cuerpo
fue necesario antes hacer venir la edad del rio,
guardar silencio y escuchar
el rumor de un Julio Verne
que en sus cuentos nos contaba
que aunque la suerte en ocasiones se parecía perder
en los libros, y contra la muerte,
la vida resistía.

Para conseguir que los relojes
no me detuviesen con su andar
me soñé una infancia
siendo el hermano consentido
de dos bellas hermanas…
y así los juegos
y todas las reglas rotas
de todos los fuegos que jugamos;
Fue requisito imperante
no abusar en los abusos,
provocarles la costumbre de la risa
y sin saber muy bien como se hacía
hacer por protegerles…

Porque una vez,
y llegado el día
de sentirlo todo absurdo,
fue necesario no soltar la luz
que iluminaba la infancia,
destituir el rigor de las fuerzas
que armadas con juguetes
me oficiaban una misa
de mísero rebelde.

Para que el milagro de los verbos
se abocara en los pezones afilados de Paulina
fue necesaria antes la bastilla,
hombres que en nombre del derecho de los hombres
y cansados de vivir aprisionados en la nada
firmaron la libertad como un poema
que se canta ante el cadáver de la mujer amada.

Para que la gente,
toda vez que yo me he ido,
quisiera pensar en mí
como un hermano,
como otro igual,
como un amigo,
o como un amante
fue necesario inventarme
muchas veces otros nombre
pero eso sí sin olvidar
que Homar,
que el verdadero Omar
se escribe sin H…

Y que es a condición de que el mundo
continúe girando
(amén de lo que ya perdimos)
que un hombre/ niño
escarba en la tierra causes de agua
en los cuales poner a navegar
una semilla,
una duda,
un refugio,
un tal vez,
un quizá.
Homar Alej.